Logo Saturno Holding Group
te trae la #auriverdeoficial

Fotografía: Prensa Real Cartagena.

Carlos Herrera se destaca en todas las categorías de Real Cartagena

El talento de Carlos Mario Herrera lo ha llevado a hacerse un puesto importante en cada una de las categorías de Real Cartagena. Su llegada a la institución se registró en febrero del 2016, y desde agosto del mismo año ha sabido defender en la cancha y fuera de ella la camiseta ‘auriverde’.

En su regreso a La Heroica, tras residir por un tiempo en Barranquilla, Herrera pasó las pruebas en nuestras divisiones inferiores, y de inmediato se puso a disposición del profesor Juan de Dios Camacho. Un inconveniente con su pase hizo que su debut con el equipo sub 20 se retrasara. Posteriormente, y aprovechando su edad, fue enviado a reforzar la categoría sub 17 donde se destacó sobremanera. “Soy muy allegado de Ricardo Santana ex arquero del Real Cartagena y hablando con él, me consiguió un entreno con la sub 20, el profesor Camacho me vio y gusté”.

Para esta temporada, Camacho volvió a llevarlo al sub 20 y se convirtió en un jugador indispensable en la rotación de la escuadra que disputa la Supercopa Juvenil FCF.

El joven de 18 años, quien por méritos, hoy hace parte de nuestro Grupo Élite, tuvo su primera oportunidad profesional el pasado 9 de marzo, en un encuentro de Copa Colombia ante Junior de Barranquilla en El Carmen de Bolívar, recibiendo la confianza –en aquel entonces- del técnico José Manuel ‘Willy’ Rodríguez.

El profesor José Fernando Santa también se fijó en sus cualidades y le brindó la oportunidad de sumar sus primeros minutos en el Torneo Águila, en la victoria 2-0 ante Bogotá en el estadio Jaime Morón.

“Mi debut como profesional fue una de las mejores experiencias de mi vida, es todo lo que un joven futbolista desea, ahora hay que hacer las cosas bien para mantenerse. Estar en el Grupo Élite de Real Cartagena es algo muy importante para mi carrera porque es el reconocimiento a mi desempeño y una buena oportunidad para prepararse mejor de cara a lo que se viene”, manifestó el jugador criado en el barrio La Campiña.

Es un polifuncional del mediocampo hacia arriba, y pese a que se ha desenvuelto más como extremo no le incomoda jugar en la posición que el entrenador requiera.

“Yo solía jugar de extremo. Pero cuando llegué al Real sub 17, creo que por falta de jugadores el profesor me ponía en la posición que me necesitaba de acuerdo al rival y fue donde empecé a jugar de 10, delantero, extremo, hasta volante 6. No me disgusta jugar en cualquiera de esas posiciones”, expresó Herrera.

Por ahora, Carlos Mario, quien en la temporada con Real Cartagena suma tres goles (uno con el sub 20 y dos con el plantel profesional en el amistoso ante la Selección Colombia sub 17) seguirá trabajando arduamente para aportar su granito de arena al único y gran objetivo que tiene el equipo principal: Ascender a la máxima categoría del balompié colombiano.

“Mis metas con Real Cartagena, son las que todo futbolista cartagenero quiere: ascender con el equipo, ser un jugador referente del plantel profesional y darla toda para llevar estos colores a lo más alto”, concluyó.

Figura con Bolívar

Sus buenas actuaciones lo llevaron a ser llamado a reforzar al seleccionado de Bolívar categoría 2001, que disputa el Torneo Nacional Juvenil, y que es orientado por nuestro adiestrador del sub 17, Milton García.

“Al principio cuando dijeron que solo sería de la edad 2001, me sentí un poco triste porque era mi oportunidad de representar a mi departamento y no pude. Pero luego cuando llegó el llamado, fue una alegría por poder aportarle al equipo”.

Dos goles le bastaron en el certamen nacional para contribuir a la clasificación del elenco bolivarense que desde la próxima semana afrontará la fase final del torneo. Ante Arauca, en el duelo decisivo, Herrera se despachó con un doblete, en la victoria 3-0, que significó el pasaje a la última instancia.

“Aún me siento muy contento, no había tenido la oportunidad de marcar y ese partido le prometí dos goles al profe Milton, y bueno cumplí, pero la felicidad fue mayor porque pudimos pasar a la siguiente ronda, que bueno no fue nada fácil por lo que mis compañeros la mayoría son menores”, aseveró Herrera.

“Con la selección Bolívar voy a seguir aportando lo que más pueda al equipo para poder llegar al partido final que es lo que más anhelamos, y bueno, si Dios quiere ser campeones”, sentenció.

Comentarios